El ramo de novia: un complemento protagonista

Publicado en: Consejos | 0

Hoy en día el ramo de novia es un complemento más que tiene la misma relevancia que muchos otros aspectos en el día de la boda. A lo largo de la historia, el uso y la funcionalidad de los ramos de novia ha ido variando. De hecho, se ha utilizado como elemento para espantar los malos espíritus, como afrodisíaco o incluso para camuflar los malos olores en épocas en los que las duchas y los baños no eran muy frecuentes. Estos son algunos de los usos que encontrábamos antaño y que hoy en día han perdido su función para considerarse un complemento más para la novia. Además, como todo lo que concierne a la protagonista de este día, debe ser representativo de su personalidad y de ella misma.

ramo de novia

Las posibilidades para escoger el ramo son múltiples, pero desde aquí os queremos ayudar con algunas ideas a tener en cuenta a la hora de decidiros por vuestro ramo de novia.

Como ya hice con la elección del vestido, la elección del ramo de novia tiene que tener en cuenta elementos como el estilo de la ceremonia, el carácter de la novia o incluso, las alergias que puedan causar algunas flores o el polen de las mismas:

  • El estilo de la ceremonia. Es importante escoger todos los complementos teniendo en cuenta qué tipo de boda estamos celebrando, el lugar en el que lo haremos para escoger un elemento acorde al ambiente que queremos crear: una boda medieval, romántica, boho, en la playa…De esta manera, los invitados podrán intuir cómo será el resto de la celebración viendo el ramo de la protagonista.
  • La altura de la novia. A pesar de contar con la ayuda de los tacones, es importante tener en cuenta la altura de la novia y el volumen del vestido. Es necesario equilibrar el ramo con todo el atuendo, ya que así podemos incluso, llegar a estilizar la figura de la protagonista. Si eres una novia alta opta por un ramo vistoso y grande, proporcionado, ya que si escoges un ramo demasiado pequeño puede llegar a verse ridículo. La opción bouquet es lo más recomendable para las novias menudas.
  • El diseño del vestido de novia. El diseño del vestido nos hará definir el tipo de ramo que queremos para nuestro gran día. Ya que es un complemento acorde a los tejidos, texturas, colores y bordados que pueda tener el vestido propiamente. Existen múltiples tendencias, en las que incluso algún tejido presente en el vestido también sirve como elemento del ramo, para unir las flores o incluso para decorarlo como si de otra flor más se tratase.  
  • La forma del ramo: en bouquet, cascada, de tallos lagos, en media luna, un ramillete, etc. Las últimas tendencias optan por los ramos en cascada, pero teniendo en cuenta los elementos anteriores es posible que en tu caso no siempre sea la mejor elección.
  • Las posibilidades son diversas ya que es posible escoger un ramo monocolor con una única tipología de flor u optar por la combinación de diferentes especies. Como suele decirse “a gustos, colores”, así que escoged la flor que mejor se adecúe a todo vuestro estilismo.

En definitiva, como con tantos otros aspectos de la ceremonia, es importante que os sintáis vosotras mismas y que sea un complemento más que os haga disfrutar de ese gran día. Espero haberos sido de ayuda, yo por mi parte, tomaré fotografías de todo lo que sucede durante la jornada para ofreceros el mejor recuerdo de todas las emociones vividas en vuestro día.

Deja un comentario